Browse By

WILCO y el entrañable “Sky blue sky”

por Santiago Nazar

Son las doce de la noche. Todas las luces del Estadio Unico estuvieron encendidas durante las dos canciones finales del show de Pearl Jam que está terminando. Y siguen así, cuando en los últimos segundos del recital sólo la guitarra de Mike McCready queda sonando con el leitmotiv del tema “Yellow Ledbetter”, intercalando con el riff de “Little Wing” de Hendrix. Lo que es la música! La más sublime de las artes… Más de cuarenta años desde el tema de Jimi Hendrix al recital del domingo 13 de noviembre en La Plata. Siento algo que va mucho más allá de lo que pueden expresar las palabras. A veces me pregunto cómo sería la vida sin música. Al menos sin este tipo de música de la que hablamos, la que nos gusta y conocemos bien.

Son muchas las formas en que llegamos a una banda, a un disco. Así como tantas veces, conocí a esta banda a través de un amigo. Empecé a escucharla de a poco, sin ninguna expectativa, ni prejuicio. Hasta que llegué a hacerme fanático. La banda es Wilco, y el disco que elegí se llama “Sky blue sky”, editado en 2007. Para mí, lo mejor del llamado rock alternativo norteamericano de los últimos años.

Así como Pearl Jam parece llevar la antorcha que puede haber recibido de Hendrix (nacido en Seattle!) y otros pioneros, Wilco muestra la herencia genética de los grandes compositores de canciones, sobre todo de la raíz del folk y el blues, tamizada por unos arreglos instrumentales muy originales y por un cantante y compositor tan carismático como Jeff Tweddy. En este disco, Wilco deja de lado cierta experimentación psicodélica presente en sus discos anteriores y nos presenta doce canciones indestructibles, que se acercan a un rock-pop más clásico, en las que asoma cierta influencia beatle.

Podría citar muchas más, pero como muestra escuchen “On and on and on” o “Impossible Germany”. Son ese tipo de canciones que al mismo tiempo de ser perfectas, no son cerradas ni unívocas. Permiten que entremos en ellas y les encontremos significados distintos, personales.

Y si la curiosidad les pide más -como a mí-, busquen un DVD llamado “Ashes of American Flags”, una mezcla de documental y road movie de la banda tocando a lo largo y ancho de Estados Unidos. Se puede apreciar la calidad de la banda en vivo, así como la vida de sus integrantes en la ruta. Se consigue en los lugares del centro -y en sus sucursales- a un precio accesible. Los temas en vivo aparecen sin cortes, y hay muchos más en los “extras”. Ah! La fotografía es excelente.