Browse By

Use Your Illusion I y II: Los Guns en la cima del mundo

Los Guns ‘N Roses jamás pensaron que después de Appetite For Destruction, el disco debut más vendido de la historia, iban a ser capaces de volver a crear un disco tan contundente.

Si bien su segundo trabajo, G N R Lies (1988) fue un tanto irregular, vendió más de 13 millones de copias en todo el mundo gracias a hits del tamaño de “Patience” o “Use to love her”. Por lo que el desafío parecía difícil de superar.
A fines de 1990, cuando comenzaron las sesiones de grabación para el tercer álbum de estudio, los problemas de adicción se habían hecho muy evidentes: el baterista Steven Adler había sido expulsado de la banda por su progresivo consumo de heroína. Para colmo de males, las tensiones entre Slash, Izzy y Axl, se tornaban cada vez más peligrosas.

Izzy presionaba para que el grupo mantuviera un sonido más cercano al hard rock, pero Axl y compañía, estaban dispuestos a llevar su música un tanto más lejos.

Así fue como en septiembre de 1991, mientras Nirvana cambiaba el curso de los sonidos con su fantástico e indispensable Nevermind y, a su vez, los Red Hot Chili Peppers sacudían las bateas con su enorme Blood Sugar Sex Magic, los Guns traían al mundo un maravilloso combo llamado Use Your Illusion: un suculento mix de 30 canciones que -dividas en dos discos- mezclaban el hard rock habitual de la banda con algunos estilos novedosos para ellos como el blues, el country y la música clásica.

El número uno de los Use Your Illusion, además de emocionar con temas como “Don’t Cry”, “The Garden” o “Live And Let Die” (cover de Paul MCartney), rompía el mercado con canciones más largas de lo habitual como la épica “November Rain”, una balada de 9 minutos que lo tenía absolutamente todo.
Pero fue la segunda entrega de este combo la que transformó a la banda hollywoodense en el grupo de rock más importante del momento. Este disco era más melancólico que su antecesor y traía consigo una brillante serie de canciones entre las que sobresalían: “Civil War”, obra cumbre del grupo con un Slash inmejorable; “Yesterdays” una balada en la que Axel Rose lucía descomunal; “Knockin On Heavens Door”, un cover de Bob Dylan que incorporaba guitarras que a más de uno lo hicieron llorar en solitario; y la dinámica y superpoderosa “You Could Be Mine”, primer corte de difusión del álbum, incluido en la película del momento: Terminator.

Mientras tanto de este lado del planeta, en tiempos de “Jugate Conmigo” y “El Agujerito Sin Fin”, la globalización de la MTV nos dejaba ver como un tipo llamado Axel Rose se paseaba en calzas por los escenarios de todo el mundo, influenciando a toda una generación y redefiniendo la imagen de la estrella de rock.
En definitiva, los Use Your Illusion I y II son considerados una obra fundamental para todo rockero. Ambos treparon al número 2 y 1 de las listas de Billboard respectivamente y se mantuvieron durante 108 semanas. Todo un record y una señal de que el mundo se había rendido a sus pies.