Browse By

UNA NOCHE EN EL CLUB SOCIAL LA ARMONIA

Caracoles salvajes y pintorescos

Está todo listo. El Club Social La Armonía nos recibe con banderines de colores, manteles decorados al mejor estilo década del 60, comida casera y vino en damajuana para presentar una vez más a la banda de rock predilecta del pueblo.

Caracol Salvaje se presenta esta noche y la velada promete un recorrido lúdico por diversos paisajes musicales. Esta banda nacida en el pueblo “La Armonía” -según el cantante han decidido llamarlo así para no dar a conocer su ubicación real-, fusiona diferentes estilos (rock, tango, folclore, punk) para contarnos de manera bizarra y divertida las distintas historias que allí se suceden.

El conductor de la velada los presenta (no sin antes entregar números para un fantástico sorteo a realizarse al término del espectáculo), y desde que salen a escena, el magnetismo de estos 6 caracoles provoca en el público la sensación de que algo grande está por pasar. Un claro ejemplo de esto es su cantante, psicópata y pelado, quien desparrama en canciones sus historias de amor en celo, agarrando el megáfono y enfrentando a la turba con una peluca y una camisa colorada a rayas.

El show crece y rápidamente gana en suspenso mientras las estupendas actuaciones acompañan la música. El viaje sensorial que proponen Beto Carmona Croce (voz), Rubén Vasko (batería), Facu Leyes (guitarra), Leandro Hof (teclados), Agustina Bécares (bajo) y Victoria Erice (coros), emociona tema tras tema con las historias de Florencia, Cecilia “la muda”, Constanza Soledad y Paloma: mujeres del pueblo especializadas en desencuentros amorosos y emocionales.

Mientras tanto, la Sociedad de Fomento Vino en Damajuana y el Club de la Comida Casera (asociaciones de este pueblo fantasma que se desprenden del Club Social La Armonía), riegan nuestras necesidades culinarias al mismo tiempo que disfrutamos del show.

Para el final, luego de repasar algunas canciones de su próxima obra,  reaparece uno de los conductores y comienza los sorteos antes del infaltable baile social.

Estamos felices. Nos divertimos, bailamos, comimos  y tomamos vino del mejor.  Como un sueño, el lema de la banda lo explica todo: “Cualquier semejanza con algo irreal no es pura coincidencia, lo que no se ve se intuye”. A dormir.