Browse By

Una de esas tardes de Otoño en Mr. Music

Nos juntamos una de esas tardes en las que todo coincide para tener una buena charla. Los invitados de esta oportunidad eran Carina Lourdes Staiti que es la encargada de llevar el clima con su voz; Máximo Mario Lorda, que además de colgarse una de las guitarras del grupo, es el compositor principal de la música que los caracteriza; Leopoldo Gigena, dueño de la base rítmica,  con su batería le impuso explosión al estilo anterior de la banda; Guillermo Daniel Staiti, el swing del bajo; y Aníbal Rivero, el integrante que todos coinciden que es el músico más completo, se encarga de la segunda guitarra. Todos ellos conforman OTOÑO, una de las bandas de Mendoza que promete con un estilo muy personal cargado de influencias distantes. Allá vamos.

En 5 minutos de entrevista, se notaba que Maximiliano era quien nos iba a responder, nos contó en la intimidad “a mi si me dejás hablar, morís!!” y era justo lo que queríamos.

¿Cómo nació Otoño?

M: La banda la arrancamos con Carina, en un formato más electrónico, hacíamos las bases en computadora, ella cantaba y tocaba el teclado, tenían a Daniel de “invitado permanente” y salíamos a tocar. Después del primer disco, queríamos más fuerza, y bueno, cuando llegó Leopoldo, se pudrió todo jaja. La banda dio un giro de energía importantísimo.

D: El hecho de que toque un baterista distinto, quizás las mismas cosas que tocaba el anterior pero con su forma de tocar, hace que el sonido sea otro porque tiene otra personalidad.

M: Otro de los cambios de sonido que tuvo la banda es sumar a Aníbal, porque tocamos muy diferente en cuanto a las configuraciones del sonido de nuestras guitarras: a el le gustan bien chillonas y a mi graves, entonces cada una de ellas funciona perfectamente en su contraposición.

¿Cómo es el proceso de composición de los temas nuevos?

M: Los últimos temas los he grabado yo con la guitarra, así nomás, con un teléfono, Carina le puso las voces y se los llevamos a los demás para mostrárselos en la sala. Ahí, cada uno le agrega lo que quiere en su instrumento y vamos probando hasta que nos gusta a todos. No queremos que nada quede influenciado por lo que hicimos antes. La idea es que cada uno le ponga lo suyo a nuestra música. Esto también ha hecho que modifiquemos los temas que tocábamos antes, porque han surgido nuevas ideas y arreglos, que con esta formación suenan mucho mejor.

El disco anterior lo grabaron con Julián Gómez (ex Juana la loca). ¿Qué les dejó esa experiencia de grabar su primer álbum con él?

M: Varias peleas… jaja. No, la verdad que fue genial, de hecho vamos a grabar de nuevo con él. Nosotros no teníamos experiencia en grabar “como dios manda”, no solíamos hacer muchas tomas de cada canción, y nosotros le mandábamos las pistas grabadas desde acá a Cordoba, y el nos devolvía los masters, y ahí es cuando “nos peliábamos” hasta negociar lo que nos guste a todos. Lo bueno de trabajar con gente así es que por ejemplo, Julián nos pedía referencias de los sonidos que nos gustaban a nosotros: “el sonido de qué batería te gusta?” Yo respondía, “el de Queens of the Stone age”. Y no quedaba ahí, te preguntaba de qué disco de esa banda, como para tener un dato mucho más específico aún. El nos daba ideas para agregarle al tema, o quizás quería alargar un tema que era corto, y es difícil aceptar a veces que le hagan cambios a algo que vos ya tenés incorporado en la cabeza. O por ejemplo el tema “Piedad” que el quería que durara 7 minutos.

Incorporaron “Piedad” en un compilado en Perú. ¿Se convirtió en el himno de la banda después de eso?

M: Al principio sí. Había un grupo de chicas que nos iba a ver y era el tema que “teníamos que tocar”, pero lo tocamos en un par de lugares más y creo que la última vez que lo hicimos fue en febrero del 2011, ahí no lo tocamos más. Pero hay un fundamento, a Carina no le gustan los temas lentos, le gustan más rockeros, así que murió en la presentación del disco jaja.

¿Planean irse de gira fuera de Argentina?

M: Hemos hecho entrevistas para Venezuela, Colombia y algunos otros lugares, pero se hace difícil salir más lejos que Chile.

L: A mi si me ponen los pasajes en una mesa, me voy a donde quieran jaja.

M: Organizamos algunas salidas, pero estamos planeando un proyecto con Cultura de la Nación que abarca San Luis y San Juan, y la idea es unir musicalmente a todo cuyo. Consideramos que es mejor tocar acá todavía, porque afuera vas sin prensa, a tocar en lugares más chicos, es como ir a tocar a un cumpleaños. Acá la pasamos bien!

Las letras las escribe Carina, y notamos que hablan de cosas tristes pero que siempre tienen solución. ¿Qué te inspira para escribir?

C: En el primer disco hablo mucho de la relación con Maxi. El vivía en Rosario y yo acá. Nos conocimos en un recital de New Order en el 2006, el me dio su disco de las cosas que tenía grabadas, yo el mío y le ofrecí ponerle letra a uno de sus temas. Y ahora estamos casados.

M: Qué me ofrezcan ponerle letra a un tema mío fue el flechazo! Jaja

Además de New Order. ¿Cuáles son las influencias de la banda?

M: Todos tenemos algunas influencias parecidas y otras no tanto. Depeche Mode, Pixies, Sonic Youth, Ramones, Nirvana y puedo seguir nombrando.

D: Creo que no nombraron la principal… Smashing Pumpkins, pero hasta “Adore”.

M: Cuando llegó Leo, se notó que venía de tocar más pesado. Imaginate que debutó en el Bustelo y sólo tocábamos 26 minutos, en ese tiempo partió 4 palos y parecíamos los Ramones.

El disco que viene. ¿Qué cambios tiene a nivel sonido ahora que están en formato de banda?

M: Cambió bastante a nivel letra y la música es un poquito más fuerte. Quizás es más crudo el disco. Siempre va a sonar mejor un disco en el que estás más en el detalle, grabás más tomas y cada uno es dueño de la creatividad de su instrumento. Tocamos con una banda metalera y otra punk, y se quedaron boquiabiertos porque pensaban que éramos más tranquilos.

La idea es grabarlo tranquilos para disfrutar y el objetivo es que salga a mediados del año que viene.

¿De dónde sale el nombre Otoño?

M: Yo tenía una banda en Buenos Aires y cuando propuse el nombre, que a mi me encantaba, a nadie le gustó. Después se lo propuse a ella y listo, éramos Otoño. A parte nos gusta la época del año y que en las entrevistas nos pregunten cosas referidas al “Otoño en Mendoza” así les respondemos cualquier cosa, sabiendo que yo era de capital y no tenía ni idea del otoño en Mendoza. Siempre nos preguntan si tocamos en otoño jaja.

Se nota en la cantidad de fechas, que son una banda que se mueve mucho…

M: Sí, estamos ahora estamos con un proyecto también, que presentamos en cultura, que se llama “Los caminos del rock” y les gustó el proyecto. Tuvimos la suerte que nos dieron una chance primero en Las Heras, y ya el año que viene lo hacemos de nuevo en el Teatro recreo de Guaymallén. Cuando nos dimos cuenta en los ensayos que la cosa iba bien, quisimos empezar a mostrarnos.

Nos dimos cuenta que se formó una banda con una perfecta unión entre Púlsar (Maxi y Daniel tocan actualmente ahí); varios grupos de diferentes géneros recorridos por Aníbal, Leopoldo (ex D7) y las voces de Carina que vienen de Bruma, su primera banda. Se nota que entre ellos hay una conexión que va más allá de lo musical, hay una amistad en plena gestación de parte de todos los que integran Otoño. Ahora se van de gira y serán a casi una familia en Buenos Aires a desplegar sus distorsiones.

Los muchachos planean irse a Buenos Aires a pasar el finde largo del 23 de noviembre, y ya que estaban, movieron unos contactos que tenían y se programaron un par de fechas (ver agenda). El concepto del grupo es “no parar” y nosotros, felices.

Hicimos un par de chistes acerca del Otoño en Mendoza, hablamos del “nuevo rock nacional” como Los Brujos, Massacre, Soda Stéreo y Sumo;  no queríamos terminar la charla, pero sino vamos a estar hasta Otoño del año que viene (algún chiste tenía que hacer). De la charla, nos fuimos a las fotos y nos saludamos programando otra pronta juntada.

 Últimos shows de OTOÑO en el 2012 fuera de Mendoza:

BS. AS: – 23/11 – Naranja Verde (Av. Santa fé 1284-Capital Federal)

                – 24/11 – Sala Tupe (Av. 7N 1936 – La Plata, Provincia de Bs. As.)

                – 24/11 – Wonderland (Cantilo 80, La Plata, Provincia de Bs. As.)

                – 25/11 – Libario Bar (Julian Alvarez 1315, Palermo, Provincia de Bs. As.)

 

Redación: Jerónimo Frustaglia

 Fotos: Jerónimo Frustaglia