Browse By

Seguir el propio camino. Julio Mazziotti

Si me permiten, hoy les voy a hablar de lo que significa para mí como músico y como ser humano haber elegido  mi propio camino. Recuerdo cuando comencé a estudiar música y Piano en la Escuela Superior de Música de la UNC. Era apenas un adolescente con muchos sueños en mi mente, y por delante, todo por descubrir en esta carrera que, como la mayoría de las profesiones, ofrece un amplio abanico de especializaciones. Algunos de mis compañeros eligieron ser profesores, otros músicos de la sinfónica, otros decidieron perfeccionarse en el extranjero para interpretar música clásica, y así podría seguir nombrando algunas opciones más, que sin duda merecen todo mi respeto, pero que en mi caso no lograban atraerme del todo. Creo que lo que me hacía latir más fuerte el corazón era la creación de mi propia música. Al principio con los temores comunes de cualquier artista que expone, sin tapujos, lo que su alma y su corazón le dictan, pero en definitiva, decidí asumir el riesgo. Pienso que el hecho de salir de una escuela de música clásica y estar rodeado de estudiosos que practicaban y estudiaban música escrita por tremendos músicos del mundo que quedaron en la historia, no era cosa fácil de superar al momento de pensar en hacer música para piano. Sin embargo me animé, me pregunté: ¿Porqué no hacer lo que siento en mi corazón? A un concierto de Piano se lo relaciona mucho con la música erudita y el virtuosismo del intérprete, sin embargo los que han presenciado alguna vez uno de mis conciertos, pueden dar fe que mis presentaciones pasan por otro lado. El camino que vengo transitando desde hace años es otro: es el de mostrar mi propia música. Logré desprenderme de muchos paradigmas y prejuicios respecto de  lo que “debe” ser un concierto de Piano. Esta especie de “caja mágica”, como suelo llamarle afectuosamente a mi instrumento, me ha dado la posibilidad de recorrer muchas ciudades de del mundo y de conocer públicos diferentes. Me ha dado la posibilidad de redescubrir en cada concierto, un mundo propio, un universo interior que al compartirlo con el público se retroalimenta con la aceptación y el afecto  de la gente. Me siento feliz por haber escogido este camino,  logré entender lo importante que es para un artista encontrar la propia senda, sin importar demasiado lo que se debería hacer con el instrumento elegido, sino más bien qué hacer con lo que nos dicta el corazón. La música para mí es algo que nos debe proporcionar a nosotros mismos y al público que la escucha: magia, emociones, sentimientos diversos, sin importar a qué género o rubro pertenezca. La música es un universo en donde el único límite es la imaginación humana. Por eso yo elegí lo que quería hacer con ella, yo elegí crear mi propio mundo musical y compartirlo con la gente. Para mí eso es lo importante, descubrir y seguir el propio camino, el que nace en el corazón mismo de cada uno.
Sitio oficial: www.juliomazziotti.com