Browse By

ROCK para todos, CERVEZA para pocos

Cien Peces Piensan

Cien Peces Piensan

Si bien los números oficiales dicen que unas 35 mil personas asistieron a la novena edición de la Fiesta Provincial de la Cerveza,  la sensación que quedó en el ambiente luego 4 noches de alta dosis rockera fue un tanto extraña.

Quizás la lluvia del primer día tuvo que ver con lo mencionado, pero sin dudas el elevado valor de las entradas, $200,  y especialmente el excesivo precio del producto, $130 el litro, insignia que da nombre a la fiesta, fueron los factores principales de esa sensación de incongruencia.

Exe Stocco (Pasado Verde)

Exe Stocco (Pasado Verde)

El rock y la cerveza se llevan de la mano, así como el vino y el folclore, pero en este caso parecían no alienarse lo suficiente como para andar de la mano y disfrutar de una grilla con artistas nacionales que parecía estar diseñada sólo para fanáticos: excepto el primer día, la gente llegó tarde al predio cada noche, demostrando que sólo les interesaba ver su banda preferida.

Agustín Villegas (SAM)

Agustín Villegas (SAM)

Convengamos que No te Va Gustar, La Vela Puerca y Las Pastillas del Abuelo nuclean a un mismo público que, además de tener que elegir por una de ellas (salvo que manejen con soltura una billetera interesante para ver las 3 bandas), cada vez que llegaba al predio tenía que enfrentar los excesivos precios del exquisito producto artesanal.

Vale la pena mencionar los excelentes show que brindaron No te Va Gustar, Las Pastillas del Abuelo, La Vela Puerca y Chico Trujillo, con canciones que se cantaron a los cuatro vientos, como así tampoco está demás recordar el pobrísimo show de Pettinato y compañía, que rozan la parodia de las canciones de Sumo y mantiene unos ideales un tanto extraños como si fuese una estrella mundial del rock. Pero párrafo aparte merecen las bandas mendocinas, quienes supieron aprovechar el escenario y demostraron con profesionalismo el excelente momento que vive el rock en Mendoza.

Nico Bendelé (Inquilinos D Mente)

Nico Bendelé (Inquilinos D Mente)

El jueves, los Trílicos le pegaron una linda trompada de bienvenida a los presentes con un sólido set de canciones que mezclan punk adolescente con indie rock. Los Cien Peces Piensan,  lookeados al mejor estilo Daft Punk, repartieron sus hermosas melodías con un sustento lírico poco habitual por estos lados. Surfeando el Tambor desparramó su lista de temas con justeza y exactitud, logrando que no podamos desatender el escenario por un largo rato. Luego, el inolvidable show de Pasado Verde. Ante una lluvia incesante, la banda liderada por Exe Stocco hipnotizó a todo el predio de la mano de una colección de canciones de rock que parecen tenerlo todo. La gente los aplaudió a rabiar e incluso terminó cantando bajo la lluvia uno de sus más inmensos hits: “Para Vos”.  Sin dudas, la banda del año se recibió de grande brindando uno de los shows más completos de la temporada.

El viernes fue el turno del prolijo show de rock and roll que brindaron los Oeste 33, el surf rock de los Yetis con Jeans, y el funk contagioso y bailable de los Huge The Cara, muy aplaudidos por cierto. El sábado, se puso rockero de entrada con el show de SAM, lookeados como brujos del blues, quienes trajeron el rock de los 70, con momentos que mezclaban rock progresivo con el hippismo. Después el poderoso set de Inquilinos D Mentes logró conquistar la atención de todo el predio de la mano de canciones pesadas pero gancheras, con riffs progresivos y virtuosos. Y cerrando la trilogía de bandas locales, aparecieron los Umea, banda de altísima calidad con un heavy metal extremo que logró arrancar los aplausos de todos los presentes.

Fernando Scolaro (UMEA)

Fernando Scolaro (UMEA)

El domingo fue el día del Pop local, y comenzó con la calidez de las canciones de MF Alemán, continuó con la correcta fusión de rap y cumbia digital de los Gauchito Club, y finalizó con una clase de pop bailable a cargo de La Nueva Guardia, quienes presentaron canciones nuevas más algunos clásicos. Después la cumbia de los Totora se encargaría de expulsar a algunos puristas rockeros, pero por suerte luego venía Chico Trujillo.

En definitiva, esta novena edición fue una fiesta muy bien organizada que transcurrió en paz, en la que la birra quedó atrás abriéndole paso al rock chabón, aunque también será recordada como la Fiesta en la que el Indie local conquistó las masas.

Por Juan Pablo López / PH: Jero Frustaglia