Browse By

LOS RUSSIA – DECENADORES: NOCHE DE GUITARRAS AL FRENTE

Por Juan Pablo López – Fotos: Azúl Vittori.

El sábado 16 de junio, a eso de las 23 hs, todo parecía muy tranquilo entre las paredes de Banana Rana. Nadie se imaginaba que esa misma noche, este templo del rock mendocino se transformaría en una caldera llena de rabia al recibir por primera vez a la banda porteña Decenadores.

El frio hacía dudar sobre la actitud del público concurrente, pero la energía puesta por los músicos hizo que todos los presentes se fueran a dormir con el alma llena de rock.

Los Russia calentando motores

Arrancaron Los Russia, banda local que repasó temas de su último disco Patada Voladora y, entre nuevas y antiguas canciones, nos dejaron boquiabiertos con un cover de Pearl Jam “State of love and trust” y uno de Deftones “My own summer”.

Para destacar la solidez y la personalidad de esta banda que, concebida sobre la base ideológica  de la generación X, y sostenida sobre una idea de hacer rock en la que la clave principal es el sonido mugriento de las guitarras, se distingue dentro del rock mendocino por su capacidad para aplastar al público desde el comienzo hasta el final.

Todo  se sustenta sobre la perfecta y machacante base liderada por Oso Margo (batería) y Matías Serrano (bajo), se envuelve en la violencia y el desaliño del poderoso tándem de guitarras de Pepe Mur y Lucas Zárate, y se decora con la polenta de Sebastián Zárate, vocalista y líder de la banda.

Complícame, un poco más...

Después fue el turno de Decenadores, agrupación porteña de 9 años de trayectoria y ganadora del concurso de bandas “El Nacional”. Liderados por la genial apertura vocal y el despliegue hiperquinético de Nacho Álvarez, el éxito de esta agrupación se basó en la soberbia actuación del guitarrista (Gonzalo Gallo). Sus riffs desafiantes desnudaron la rabia y la ternura expuesta en su último disco “Supermedicado”. Y entre ganchos pop (Demás, Supermedicado), navegaron hacia el rock (No son horas de cambiar) y el metal (Eso no se dice, Lo que compras), sin dejar de lado el punk, con un homenaje a todo pulmón a los Ramones. Con un estilo personal y cada vez más sólido, la banda se retiró del escenario con un cover de los Redonditos de Ricota.

Nacho Álvarez, liderando el frente de ataque de Decenadores

Al final, mientras la distorsión desaparecía dejando bien en claro que el rock de guitarras subsiste de este lado del mundo, nos fuimos a dormir felices por haber contraído nuevamente ese infinito “piiiiiiiiiiiiiiiiii” en nuestros oídos. !Que vuelvan las guitarras pronto!