Browse By

Miguel Zavaleta – “El pasado fue, pero igual lo amo”

Entre pianos, ovnis y nuevas melodías, el ex líder de Suéter anda diciendo muchas cosas. Que hizo pis al lado del tecladista de Yes, que comió fideos con el guitarrista de Génesis, que los músicos no son tan buenos tipos como parecen,  que se siente en las antípodas del presente del rock nacional, etc., etc., etc. En fin, Miguel Zavaleta dice mucho y ya no se pregunta más nada. Amanecer en la ruta con un rocker de los ochenta.
¿En qué consiste tu actual show en vivo?
Estoy haciendo temas del disco nuevo y los típicos clásicos que la gente conoce. El otro día me dijeron que “El anda diciendo” tiene una versión en cumbia que todo el mundo corea. No me jode, me honra, pero no me pidas que lo baile.
¿Cómo ves este momento del rock?
El rock nacional sé que está muy lejos de lo que yo hago. Hasta que lo entendí me pregunte muchas cosas, ahora no me pregunto más nada. Por otro lado, me da gusto que en Inglaterra se esté volviendo a utilizar la armonía de los 70, que fue una época rica en armonía y melodía. Para mí la música es armonía y melodía, es lo que explica y emociona.
¿La mejor época del rock nacional?
Sin dudas la nuestra, (risas). En esa época entrabas a un restorán y la gente te aplaudía. Pasamos de ser los mersas número uno a los reyes de todo. Por decirte, a Miguel Abuelo lo echaron a patadas de Buenos Aires, y cuando volvió de Europa y formó Los Abuelos, le entregaron las llaves de la ciudad. En los 80 éramos todos amigos.
El 3º disco de Suéter “20 Caras Bonitas”, fue producido por Charly. ¿Qué recuerdos te quedán?
Hacer ese disco fue terrible. Yo quedé con nódulos por la tensión que me llevo cantar, de hecho fui al cuchillo dos veces.  El tema es que mis canciones iban para un lado, las de Jorge para otro, y en el medio del caos, llegó García, eligió las mías y terminó produciendo el disco. Fue una experiencia hermosa. Charly siempre me tiró la mejor onda, y eso que no fui de su corte.
¿Sentís que a Suéter le podría haber ido mejor?
Puede ser. Nosotros no llenábamos estadios, éramos una banda considerada rara, aunque teníamos mucho público para lo extraña que era nuestra música. El pasado fue, pero igual lo amo. Yo soy feliz ahora, de mañana ni me pregunto, me da temor.
Qué nos podés decir del presente con: “No lo sé, suerte, quizás”, tu nuevo disco.
Lo grabe el año pasado y lo estoy publicando por Internet. Estoy muy contento porque yo había dejado de componer y de tocar un tiempo, hasta que un día volví a hacerlo y me encantó. La verdad que muy orgulloso del resultado final. Es un disco contundente.
¿Cómo va tu programa de radio?
Muy bien. Pueden escucharme los lunes 22 hs. en radio.com, donde pongo música y hablo de Ovnis. La cuestión extraterrestre me apasiona, es algo que no tiene desperdicio. Que estuvieron acá y se metieron con nuestro ADN, es muy cierto. Ojala que no se enojen y que este planeta dure.