Browse By

Manu Chao: La Ventura pasó por San Juan

Manu Chao-9Era medio día del martes 2 de diciembre cuando nos dimos cuenta que Manu Chao y La Ventura estaban por el oeste argentino, más precisamente en la provincia vecina de San Juan. En ese momento, armamos la mochila, agua y arrancamos el viaje para ver un nuevo show del músico franco-español luego de 3 años de espera tras aquel recital en Andes Talleres.

El lugar del encuentro sería el estadio cerrado Aldo Cantoni, justo en el centro de la provincia de San Juan, cuando rondando las 22 hs salió Manu Chao acompañado de una bandera con un mensaje claro: NO A PASCUA-LAMA, LOS GLACIARES NO SE TOCAN. Dándole espacio a las agrupaciones militantes, comenzaba una nueva presentación de Manu Chao y La Ventura.

Manu Chao-29Con un estadio colmado empezó a sonar Mr. Bobby, esa alegre canción en honor al más grande, Bob Marley. Acompañado de sus inseparables Gambeat en bajo, el mágico Madjid en guitarra y el ex Mano Negra Philippe Teboul, en batería. Arrancaba un viaje por su extenso repertorio para que explote la gente a puro baile en un estadio que transpiraba solo.

Se escucharon temas como Me gustas Tu, La primavera, Me llaman Calle, La vida es una tómbola y Rumba de Barcelona en versiones nuevas con ritmos intensos y sin respiros, tal cual se vive en todo recital de Manu Chao.

Siempre acompañando en la lucha de los más débiles, entre tema y tema se podía escuchar: “te digo y te lo canto, fuera Monsanto”, en alusión a la lucha contra la mega minería y su contaminación, con una gran bandera de fondo donde se podía leer: “Nuestra Lucha es por la Vida”. Fiel a su estilo, Manu Chao les da fuerzas en una frase que quedó en la cabeza de todos, “La resignación es un suicidio permanente”. Cortita.

De la mano de Gambeat apareció un recreo para que el eterno bajista jugara un poco con el público, corriendo en el escenario mientras todos nos hidratamos para continuar el show con La Chinita, Clandestino, La despedida, Minha Galera, Radio Bemba y Mala Vida. Así comenzaba la despedida con su clásico Pinoccio para que su gente baile y baile sin importar nada más. Y terminó un gran show, cargado con una intensa energía que ya es una característica propia de  Manu Chao y La ventura. Claro que si, Próxima Estación: Esperanza!!

Por Pablo Donna