Browse By

KAMELEBA: una bolsa de alegría y música

 

Llegó el viernes, ese día que todos esperamos que llegue desde las primeras horas del lunes. Pero este no iba a ser un viernes normal, tocaba Kameleba en La Mala y las cosas empezaban a tener un tinte de ansiedad que cambiaba todo.

Mientras esperábamos que abran las puertas, la vida nos sorprendió una vez más, los muchachos de la banda estaban terminando de hacer la prueba de sonido y salieron del lugar como “si nadie los conociera”, pero se dieron cuenta que los presentes los miraban y empezaron a saludar, grupo por grupo, a quienes los reconocieron. Se notaba que las buenas energías iban a contagiar a toda persona que entrara esa noche a La Mala.

Después de comer unas pizzas, entramos al lugar y todo estaba listo, pasadas las 23.30 horas, los Villa Mercedinos subieron al escenario para desplegar su avalancha de hits casi sin pausas.

 

 

La banda formada por Darío Alturria (voz), su hermano Iván Alturria (Guitarra y coros), Jorge Reynoso (guitarra y coros), Cristian Gerardi (teclados), Maxi Suarez (teclados), Sergio Barrosa (batería), Sergio Dominguez (saxo) y Lionel Folch (bajo) se presentó de una manera muy particular casi finalizando el show. Demostrando la real importancia de cada uno de los integrantes dentro de este grupo de amigos que se llama Kameleba, al ritmo de su música, fueron enseñados uno a uno en plena fiesta. Toda esa alegría y gracia, se notaba en su plenitud, en todos los temas y mejor aún, teniendo un frontman de las características de Darío. Es complicado explicar la cantidad de movimientos que hace el vocalista de la banda, expulsa energía positiva hasta empalagar a todos los presentes, hace reír, pensar y llenar de felicidad a cualquier alma  que esté delante suyo.

 

 

¿Qué más se puede explicar de un show que no tuvo falencias? Recorrieron casi en su totalidad su nuevo trabajo “Tiempos de tribulación” y claro, una catarata de hits que ya venimos escuchando desde hace más de 11 años, cuando Kameleba se formaba allá por el año 2001: Conqueror, Orillas, Con vos, Maldita Herencia, Vibra Sound, etc.

 

 

Con las rodillas cansadas y los pies pidiendo por favor una silla, llegaba el final del show. El recital nos dejó como si fuésemos todos enérgicos como el gran Darío, que no paró ni un segundo de saltar y alegrar a la gente. Escapando un poco del calor que generó la banda, ayudada por la euforia del público mendocino, nos retiramos del lugar a tomar aire luego de escuchar los últimos acordes de los Mercedinos. Claro, sólo salimos a tomar aire, porque después seguía la fiesta en La Mala a cargo de algunas bandas mendocinas en la ya conocida Fiesta Clandestina, pero eso es para otro capítulo. Gracias Kameleba por tanta energía, alegría y fuerza para poder levantar ante cualquier problema de la vida.

Por Jerónimo Frustaglia

Fotos: Pablo Donna – Jerónimo Frustaglia