Browse By

Hoy continua el Ciclo Pulpa con Maxi Amue y Fadangos

Fadango111

En la era de los cancionistas, nada mejor que un ciclo encargado de reunir artistas con canciones desde adentro. Y para eso, el Ciclo Pulpa buscará entregarnos una variedad de géneros que irá sumando fecha tras fecha a músicos como Juan Lucangioli, Seba Garay, Daniel Vinderman, Fadangos, Maxi Amué y Billordo (BsAs), entre otros.

La segunda fecha será este jueves, a partir de las  22:30 hs en Blah Blah Bar (Alameda), con un doble turno de artistas: Maxi Amué (Orbis Tertius) y Fadangos. 

MAXI AMUÉ, músico y productor mendocino, guitarrista y programador de la banda de electro rock Orbis Tertius. Sus trabajos como solista incluyen bandas sonoras para cine y televisión. Ha compuesto y producido, entre otras, las bandas sonoras de: ”Road July” (2011 – largometraje de Gaspar Gómez), “Vida Nada Te Debo” (2007 – documental sobre la vida y obra de la artista plástica Eliana Molinelli, de Máximo Becci). “Estampas de la crisis” (2005 – documental producido por el CICUNC – UNC), “Crudos” (2004 – largometraje de Gaspar Gomez), “Desarmados” (2003 – documental sobre el desarme en la provincia de Mendoza).

Con dos discos editados en 2012: Pulsador (Orbis Tertius) y Soundtrack del film Road July (Maxi Amué). Actualmente se encuentra trabajando en un nuevo disco solista.

FADANGOS, por su parte, surgió en 2006 como un proyecto que buscaba provocar el encuentro entre el tango y el fado. Hoy ese objetivo ha crecido y se extiende hacia la búsqueda de un repertorio en el que la música de los puertos, del Río de la Plata y de Portugal, se explaye a sus anchas.

Dicho por ellos: FADANGOS es, en el repertorio que está presentando, la reunión de esas canciones portuarias: de este lado del Atlántico la música rioplatense; del otro, el fado portugués y sus parientes musicales (como las mornas y los cedinhos). Desde los arreglos musicales, y el espíritu de la interpretación, el grupo busca las conexiones que existen entre esos géneros. No se trata de convertir al tango en fado ni al fado en tango. De lo que se trata es de disfrutar de su convivencia, de sus extraordinarias similitudes; de ese tono melancólico y nostálgico que cada pueblo ha sabido expresar a su manera.