Browse By

Gustavo Cerati (1959-2014): Es amor lo que sangra

gustavo1wLlegó el día que todos esperábamos que no llegara.  Llegó el día en el que tu canción, Adiós, se hizo realidad. Se fue Gustavo Adrián Cerati de esta tierra de mortales que se dedica a exportar músicos a un nuevo mundo. Un nuevo escenario donde ya estará ensayando con gigantes de la música como Pappo, Jimi Hendrix, Luis Alberto Spinetta, Jim Morrison y muchos otros.

Cuesta explicar con palabras lo que se siente en el fallecimiento de un artista que va a perdurar en el tiempo. Porque a todos nos va a llegar, pero nunca vamos a entenderlo con claridad, jamás vamos a lograr aceptar la partida física de un ser querido. Y cuando digo “ser querido” lo digo en serio. Uno no quiere sólo a quien ama, quiere a quien algo le deja en la vida, a quien le enseña, a quien le muestra un camino, a quien admira y a quien, en algún punto, le sirve de ejemplo. Todo esto era Gustavo Cerati para algunos, o mejor dicho, para muchos.
Un artista con todas las letras que buscó y encontró la perfección en muchos aspectos, un músico trascendental que jamás dejó de buscar innovar, sorprender y crecer; pero él no sólo buscaba su beneficio personal, quería hacer crecer la música, profesionalizarla, exportarla. Y lo logró. Se cargó el rock nacional al hombro para llegar a lugares que nunca nadie había desembarcado con su música.

soda-stereoWObtuvo fama y reconocimiento internacional por haber sido vocalista, guitarrista y compositor principal de Soda Stereo, una de las bandas más importantes e influyentes de la música latina. Luego de la disolución de la banda, obtuvo también reconocimiento y éxito en su carrera solista, que empezó paralelamente con la banda hasta que se disolvió y que consta de seis álbumes de estudio. Acompañó en escenario a diversos músicos de grueso calibre que también se rendían a sus pies. Dueño de un buen gusto musical único trasladado en sus canciones. Gustavo era un argentino con alma internacional, de los pocos artistas de nuestro país que lograba confundirte al mostrarte un show importado siendo de acá. A pesar que dicen que la perfección no existe, Cerati consiguió conjugar música, puesta en escena, vestuario, profesionalismo, y por supuesto, virtuosismo musical, en un sólo show.  Pero esto lo saben todos, y es una de las causas por las que lo lloramos desde aquel 4 de septiembre inolvidable (y olvidable) para quienes lo recordaremos hasta sentarnos a su lado.

Porque todo comenzaba 4 años atrás. Pero a veces esa luz de esperanza que tenemos los fanáticos, nos da de frente, nos encandila y no nos deja ver la dolorosa realidad. Esa que si hubiésemos visto con objetividad, hubiera sido más clara. Pero el amor es ciego como dicen, y el fanatismo, además es inexplicable. Porque la realidad es que el cuerpo del músico se va, pero nos deja su música. Enorme legado artístico nos deja Gustavo, pero esa sensación de “tener que entender” que jamás volverás a verlo en vivo, que no habrán nuevos discos, nuevas fotos, nuevas frases… cuesta. Y mucho.

gustavoWPero llegó el día que queríamos evitar. Y quizás en un tiempo existirán palabras para describir todo lo que nos diste a los que amamos la música. Algún día te volveré a ver allá, donde van todos los músicos. Algún día encontraré fuerzas para entender que verdaderamente el último concierto lo fue y que tu último disco también lo fue. Pero escribir con un nudo en la garganta me explica lo grande que fuiste, gracias Gustavo, y si me enseñaste que poder decir adiós es crecer, algún día podré ponerlo en práctica. HOY no.

Por Jero Frustaglia