Browse By

FIGURACION PRESENTA: MALATESTA

FGRS111

Si nunca escuchaste Figuración, preparate para vivir una experiencia poderosa, en donde podés saltar, cantar, romper y dibujar sincronismos para detener el mundo y olvidar cualquier mala experiencia. Estas 11 canciones que componen Malatesta (2012), surgieron de las entrañas de Sebastián Palazzo (guitarra), Martín Vargas (bajo y voz), Rodrigo Hernández (batería) y Juan Pablo Pericoli (guitarra y voz), quienes batieron sus influencias (Spinetta, Pappo, Manal y los Stones) y cocinaron una pila de canciones inmediatas, cortas, con letras ridículas y guitarras que cortan como abruptos cuchillazos las sólidas líneas de bajo y batería.

Si hablamos de puntos altos,  “Déjame librarme”  abre el disco demostrando el despojo con el que se presenta la banda, con riffs atolondrados que sirven como una trompada eterna pero que dura tan sólo dos minutos. “Saltemos” dispara una ráfaga de guitarras furiosas mientras repiten “Saltemos al abismo, que hermoso es no saber”. “Detener el mundo” es una gran referencia al rock de los 70, en la que zapan con soltura y rockean de verdad.  Y “1998”, cierra el disco a lo grande, con un comienzo limpio y spinetteano, que se ensucia y se vuelve a limpiar cuando nadie lo espera.

Sin dudas, la energía maniática del disco demuestra claramente que fue grabado en vivo tocando todos a la vez en los estudios “Ion”, histórico lugar donde grabó Pappo´s Blues entre otros. Además, en la impronta de las canciones se nota la producción de Juan Pablo Gambarini (guitarrista de Fútbol), quien logra transmitir en los Figuración la espontaneidad característica de su banda.

El nombre del álbum, según ellos, es por el peso especifico de la palabra en sí, y porque no, por don Enrico Malatesta, anarquista italiano que vivió muchos años en Buenos Aires dándole forma a varias de las bibliotecas populares de la época.

En fin, con una escasa cercanía a la melodía pop, a través de Malatesta los Figuración se las ingenian con soltura y fluidez para sacudir nuestras cabezas con un puñado de buenas ideas y canciones que reafirman su identidad rockera, argentina y setentista. Y si no, escuchálo acá: