Browse By

Entrevista con Gauchos del Río: “Estamos muy ansiosos… sonando cada vez mejor”

 

Este viernes, 6 de Octubre, se presentarán en El Baile con nueva formación. En una charla con Mr Music, la voz de la banda, Gur Martino, reflexiona sobre su pasado musical, sus influencias, y nos cuenta todo acerca del resurgimiento de Gauchos del río.

Gur Martino al frente. Detrás la nueva formación de Gauchos del Río. Ph: Gastón Bernabé Genco

El Gur forjó varios proyectos musicales. En un comienzo fue The Olmedos, después fue JudasLe Confession ClubGauchos del río… pero nunca dejó de tocar ya sea con banda o como solista. Cultor de un estilo camaleónico, sostiene que ese constante cambio musical  “es algo que se ha dado de manera natural, de acuerdo a la energía del momento y de la banda. La energía a veces dura poco tiempo y no hay por qué explotarla más”. Sin necesidad de pelearse con los integrantes, Gur, se deja llevar por la intuición, “es como doblar el timón un poco y preguntarse a dónde voy ahora”.

Se acuerda de Le Confession Club, ese dúo formado junto a Cristian Gualpa y de la  buena respuesta que tuvieron de la gente, “si bien en aquel momento cuando salió el disco (Gauche Rive), nos preguntaban, che, ¿cuándo tocan?, y cuando tocábamos, iban veinte personas, hoy en día, sin embargo, me encuentro con gente que me habla de ese disco… fueron lindas épocas, quizá la escena no estaba tan unida como ahora”.

“Tal vez, fuimos de los primeros en salir a tocar acá en Mendoza con una compu y un micrófono, fue una actitud muy rockera, más allá del formato”. Asegura que Mendoza siempre fue una provincia difícil y que les costaba concretar la buena energía que había con la gente, con los shows. Uno de los conciertos más importantes de aquellos años fue cuando compartieron escenario con Leo García, al respecto dice: “Leo estuvo ahí bailando y cantando nuestras canciones junto con el público.  Después tocamos en Blah blah Bar, que fue un show medio presentación, medio despedida que estuvo tremendo.” Gur Martino, siguió haciendo cosas, tocó un largo tiempo solo hasta que decidió formar una banda, “las bandas las formo siempre con amigos” dice, y ahí surgió Gauchos del río. “Invité a mis amigos a los que siempre les tengo fe, y ensayamos dos meses y nos convocaron para talonear a El Mató un policía motorizado en el Le Parc. Aquel fue un gran show” recuerda, nostálgico. Cuando Gauchos del río terminó de tocar, Gur, bajó del escenario, se tomó un taxi y se fue a su casa. “Creo que entré en estado de pánico, fue algo muy raro, no sé cómo explicarlo, nunca me había pasado”. Después de tocar el último acorde se preguntó a sí mismo qué hacía ahí, “no sabía por qué estaba ahí” recuerda intrigado. “Cuando siento esas cosas, tengo que hacerlas, en ese momento, cuando sentí esa sensación, creo que quería estar en mi casa, en chancletas, mirando la televisión.”

De aquellas canciones quizá, muy quizá, vuelvan a tocar algunas. La nueva formación de Gauchos del río trae consigo nuevas melodías. “Hace poquito me compré una guitarra y en una semana salieron como 6 temas que son los que van a salir en nuestro primer EP.  La idea es ir largando los temas de a poco, y después, ya pensar en grabar algo de acuerdo a nuestras necesidades musicales e inquietudes.”

Martín Villanueva, Davo Barrios, Gur Martino y Emiliano Sanchez Guevara. Ph: Gastón Bernabé Genco

Le pregunto sobre las expectativas que tienen para el show que se viene y la nueva formación de la banda, a lo que responde: “Estamos muy ansiosos, venimos de dos meses intensos de ensayo y la verdad es que estamos sonando cada vez mejor. La nueva formación (Emiliano Sánchez Guevara en primera guitarra, Martín Villanueva en batería, Davo Barrios en el bajo y yo en guitarra rítmica y la voz), es una banda para tocar a las dos de la mañana. Cuando estaba en mi casa, yo pensaba en hacer algo para esa hora o lo que yo quisiera escuchar a esa hora.”

Un día, en su casa, enchufó la guitarra a eso de las dos de la mañana, (pasó varias semanas despierto, hasta tarde, trasnochando), puso unos efectos y empezó a tocar como si estuviera acompañado de una banda de rock en algún lugar a esa hora. “Esa era la idea, fantasear e imaginar el momento justo, las veinte o treinta o cincuenta personas que pudieran haber, las luces, el ambiente, absolutamente todo”. Esa semana, Gur, compuso 6 canciones en las que respetó todo a raja tabla “las letras y las melodías surgieron espontáneamente y así quedaron tal cuál se plasmaron en el momento de improvisación y composición, las letras salieron de adentro hacia afuera sin pensarlo, desde lo que sentía adentro mío hacia la voz”. Luego, se toma un respiro y reflexiona  “no soy de los que piensa mucho las letras para que digan algo importante o no, aunque inconscientemente, algo termino diciendo, aunque el mensaje, no sea tan profundo.” Si bien, nos confiesa que en otro tiempo le daba más importancia a la lírica, ahora, está en una etapa más suelta, “me dejo llevar, estoy en una búsqueda más ligada la esencia del rock and roll”.

Cuando Gur Martino era chico, y los discos salían diez mangos, se compró varios de los Rolling Stones, “el que más me gustó fue Their Satanic Majesties Request” dice, emocionado. Después empezó a descubrir otras bandas, y otra música, y con el paso del tiempo y, de muchos años, volvió a redescubrir a Los Rolling. Hoy siente notablemente esa influencia en sus canciones, y eso, es algo que le causa un gran placer. “Pongo las manos en el fuego por mis compañeros y amigos de banda, pongo las manos en el fuego por mí y este amor que siento por la música , por lo que me genera día a día, una locura hermosa.”

Por Martín Reynals

Ph: Gastón Bernabé Genco