Browse By

Entrevista a Paola Falciani: “Tengo profunda vida interior y un gran sueño escondido…”

Parque de Colinas, es el disco debut de Paola Falciani como solista, uno de esos álbumes meditados, madurados con el tiempo, como un whisky que se añeja en una barrica por años y años. Es también, un largo ensueño del cual es difícil despertar, un viaje de 30 minutos que transcurre despacio como un flotar en el espacio. Un álbum hecho muy lentamente, tal es así, que, a Paola, le llevó cinco años de trabajo e imaginación. Paola estudia música y estuvo diez años en un coro que la llevó de viaje por varios países del mundo. Luego de la ruptura de Diminutos su antigua banda de rock, disolución ligada a una separación con su pareja de ese entonces, con quien conformaban juntos la banda, optó por comenzar una etapa solista, aunque le gustaría tener una banda.

¿Cómo surge la idea del disco? ¿Por qué un disco solista?

El disco solista decanta porque siempre tengo una necesidad de hacer canciones, me surge, me nace digamos… me hubiera gustado haber trabajado con una banda pero sentí que sola podía encararlo más fácilmente, en paz, sin tener que amoldarme a otros horarios.

¿Cómo es tu metodología de trabajo en cuánto a la composición?

No todas las canciones las compongo de la misma manera, hay algunas que de repente estoy jugando con el sintetizador y me gusta el sonido y ya empiezo hacer unas notas entonces maqueteo eso y luego le voy agregando cosas. Y hay otras como por ejemplo Fiebre de flores que tiene un chelo y surgió una noche que estaba enferma, casi delirando de fiebre y se me vino la melodía con la letra a la cabeza como si hubiera bajado de algún lado…

Es raro que suceda algo así, les pasa a algunos músicos y cuando sucede, sucede una vez y rara vez vuelve a repetirse.

Sí, me pasó esa vez y no me ha vuelto a pasar. Así que rápidamente busqué un grabador para que no se me fuera la melodía de la cabeza. Otras surgieron a partir del sonido, otras a partir del piano.

¿Cómo trabajaste las canciones?

Una vez que tenía las maquetas llamé a un compañero de la facultad, que es guitarrista y yo sabía que era responsable, tal es así que ensayábamos en la mañana ¿Quién ensaya a la mañana? (Risas) Él me ayudó con los arreglos y alguna que otra programación sutil y pequeña, alguna línea de bajo en algún tema porque no todos los temas tienen bajo. Después me contacté con Leonardo Ramella (EMISOR) quien me produjo el disco. Él hace música electrónica pero sin computadora, utilizando samplers y cajas de ritmo, etc. Cuando me quedaron las canciones armadas, y vi que había grabado un piano acústico y un chelo acústico, me pareció que no daba meterle programaciones armadas en la compu (con Diminutos hacíamos todo muy programado y secuenciado desde la compu). Por eso busqué a alguien que respetara ese sonido de lo acústico, y eso generó en el disco una mixtura bastante particular, quedó bien equilibrado en ese sentido.

¿Y las letras?

En cuanto a las letras, casi siempre son sugeridas por las melodías, aunque tengo un cuaderno donde voy escribiendo cosas que se me ocurren y se van formando ensambles de pensamientos y a veces los reúno de alguna manera bajo una misma idea, en una misma canción y juego con las palabras que expresaron sentimientos en ese momento dado.

 

¿Cuál de las canciones es la que más te identifica?

Sin prisa, uno de sus versos dice: “tengo profunda vida interior y un gran sueño escondido”.

La carga emocional cuando uno canta algo muy íntimo hace que la voz se siente de otra manera a veces…

Imaginate que me tomé cinco años en grabar el disco, son temas que hablan de emociones y cosas que me han pasado a mí de manera muy fuerte, arraigadas a mi ser.

Por Martín Reynals

Ph: Flor Mur

Locación: Bowie Bar and kitchen