Browse By

Entrevista a Babasonicos

Babasonicos-0061WAlgunos dicen que el disco tiene cosas de los 90’ y otros dicen que tiene cosas de la época post-Jessico.  ¿Cómo lo ven ustedes?

Adrián: La esencia perdura, aunque podemos cambiar disco a disco, no podemos dejar de ser Babasónicos. El tenor dramático de las canciones, el perfil poético de banda que ha creado una dinámica, está. Igual siempre nos proponemos cambiar.

En este disco las letras no tienen ironía, son más frontales. ¿A qué se debe?

Adrián: Yo renuncié a explicar las canciones porque lo único que tienen es un pequeño misterio que se hace cómplice y se resuelve ahí mismo. Las canciones están hechas a partir de ausencia y de distancia en el interlineado, y esa ausencia tiene que ver con el silencio. Pero los silencios tienen que ver con la parte que uno decide no contar. Dentro de la música y la pequeña historia de la canción, está ese mar de ausencia ,y después algunos pueden pensar que somos clásicos, otros que seguimos haciendo cosas nuevas dentro del panorama del rock nacional, pero nosotros nos forzamos igual a generar un discurso siempre novedoso. Y no sólo respondiéndole a la contingencia, sino que también alejándonos del último disco que hicimos para no caer en lugares comunes que hayamos atravesado en toda nuestra historia. En cada disco que pasa tenemos que tener mas selección, más discriminación, y esa es una tarea difícil. La idea es no repetirse. Al disco yo lo veo muy loable, estoy contento. Somos buscadores sin saber que vamos a buscar. Salimos al encuentro, y ahí aparecen estas canciones nuevas.

Babasonicos-0024W¿Qué tiene de romántico, de sísmico y de Romantisísmico como concepto?

Mariano: Supongo que la parte romántica del disco es lo menos lineal que se puede pensar.  No hay letras románticas, las letras no hablan del amor romántico, no son nada de eso, sino que lo romántico pasa por cierta manera que tenemos de ver y vivir las cosas, arriesgando sin ponernos frenos, sin encerrarnos en hacer tal o cual cosa, o acceder a las expectativas que hay sobre nosotros. Es decir, solo hacer lo que nos dicta la inspiración, y eso es bastante romántico en un mundo donde cada vez hay menos riesgos.

Adrián: Vivir una vida con ideales que se plasmen. Eso es dignidad, y esa es la idea romántica que tiene el disco. El amor es un sustantivo donde aparece como pequeños manifiestos que denuncian, pero como hay un tono narrativo nuevo que marca el disco y siempre está dando testamentos en ese tono, te dice sutilmente y te embarca con pequeñas pinturas de hechos y después te hace vivir una situación y te hace sentir esa distancia ridícula que tiene el mundo de la cultura imperante con esa situación. Entonces el lado ideal en que te parás, en esa construcción de la realidad, es a lo que llamo romántico. Yo lo interpreto como la arquitectura de las relaciones humanas y las relaciones pensadas como instituciones. Por eso los “Burócratas del amor”, “Aduana de palabras”, como instituciones de pequeños pensamientos. Básicamente es tener algo que contar, por lo menos ahora tenemos un motivo para hablar, y eso es bastante.

Diego Castellano: Es un poco un juego de palabras. Escuchando el disco, había una parte romántica y una parte que perturbaba, un desequilibrio. Es eso, siempre estamos al borde del caos y de algo un poco incomodo. Si hablamos del romance puntualmente, no es algo que sea una panacea o algo maravilloso, es una cosa que aparece siempre traumática.

Al disco lo terminaron hace 4 meses. ¿Cómo lo perciben ahora?

Mariano: Para mí es el primer disco de una banda que sufrió una gran sacudida hace 4 años cuando perdimos a Gabo, y pasamos por todo un proceso con un disco de transición como A Propósito, y creo que en este disco nos volvimos a hacer fuerte como banda, con Tuta afianzado en el bajo y Carca en su rol de multi-instrumentista.

Tuñón: Creo que musicalmente en el disco se nota que la banda está más sólida. Tuvimos una búsqueda muy intensa de nuevos sonidos. Trabajamos nuevamente con Andrew Weiss en la producción y está mezclado por Phill Brown. Además está grabado y mezclado por Gustavo Iglesias. El disco tiene la particularidad de que está todo hecho en nuestro estudio, estuvimos muchos meses en el mismo lugar y hubo mucha experimentación.

Adrián: No se usa auto-tune y todo tiene más frescura. Decidimos explotar otras cosas, como el “no-sonido” más recurrente de la música imperante de estos días. Pero después de todo el disco te gusta o no te gusta, el disco es bueno o malo, más inspirado o menos inspirado. Nosotros creemos que el disco es inspirado. A mi particularmente me gusta mucho y creo que es inspirado. En este momento es el trabajo que más me gusta. Con nuestro catálogo podríamos ser vagos, pero no, estamos en lo nuevo.

Babasonicos-0087WEl disco parece manejar los climas perfectamente, tiene circuitos de energía dentro de sí mismo. ¿Eso fue deliberado?

Tuñón: Algunos discos tienen más trabajo que otros, y nosotros acá nos tomamos ese laburo de hacer que  las mezclas y las canciones vayan evolucionando y tengan fluidez. Dosificar las emociones es algo que siempre nos gustó hacer.

Mariano: Es un trabajo que no mucha gente se preocupa. Ocuparse de los silencios, o si hay temas pegados. En esta época donde está todo fragmentado, todo separado, todo en estado “rockola”, está bueno preocuparse por esas cosas. Y eso, de alguna manera es “romántico”.

Diego Castellano: Desde nuestro primer álbum Pasto (92), nos ocupamos de hacer discos como obras en sí mismas.

¿A qué se debe que hayan más canciones de riff de guitarras en este álbum?

Adrián: La guitarras son muy lindas en este disco, es cierto que sobresalen.

Mariano: Le cambiamos algunos sonidos. También está la guitarra de Diego y la de Carca, que aporta mucho con su viola cuando no está haciendo sus tareas de percusión. Eso es algo que van a ver en el “vivo”.

Siempre Babasónicos se quitó cualquier tipo de etiqueta y nunca se hizo heredero de nada. ¿Se dieron cuenta de que en los últimos años se convirtieron en los mayores exportadores de música pop argentina?

Adrián: Somos una de las pocas bandas que sacan discos en 16 países. Gracias a la brecha enorme que abrió Soda y los Cadillacs. Nosotros empezamos en el 94’ a girar y a exportar nuestros discos. Desde Anoche (2005) se hizo muy fuerte nuestra presencia afuera y nuestro lugar en los festivales empezó a cambiar. Hoy en día, Onda Vaga, Banda de Turistas, están llevando su música afuera, pero hay muchos que no les interesa. Es difícil, estamos en el país más lejos del mundo. Y encima no tiene políticas culturales de exportación. En México y Brasil, todos los shows los auspicia el Gobierno. Este no es un país que tome eso como prioridad y eso lo hace todo más complicado. Nuestros pasajes son los más caros, nadie nos va a venir a buscar. Porque la globalización homogenizó la estética, entonces porque ir a buscar música a la Argentina. Y encima acá es todo muy autorreferencial. ¿Por qué exportar eso?

 

Babasonicos-0093WBabasónicos son:

Adrián Dárgelos (Voz)

Mariano Domínguez (guitarra)

Diego Rodríguez (guitarra)

Diego Tuñón (teclados)

Diego Castellano (batería)