Browse By

El Otro lado de Emilio Cardone

otrolado

El otro lado es lo que no es uno. Y Emilio Cardone es un pequeño llanero solitario que electrifica sus melodías con simpleza, pero que en El Otro lado, su tercer disco, imprime tanta madurez en sus composiciones que por momentos parece un músico con más años de carrera que los que dice su DNI. “Aunque la furia desate la tempestad, yo voy”, dice con autoridad en “Gilgameshm”, aunque el otro lado lo asfixie y lo queme, sintetizando la esencia de su ecléctico nuevo álbum. El virtuosismo instrumental comienza a desempolvarse en “A medianoche”, con hermosas guitarras funkys y bajos que danzan entre la noche y el sexo. Se nota de entrada que Emilio canta como los dioses (“Espantapájaros”), sumergiendo su registro vocal preciso en un mar de arpegios con suspenso, al mismo tiempo que cuenta como cruzar un río fatal con suero en la piel. La lírica spinetteana no tarda en aparecer: “el universo le advirtió del miedo que hay en mí”, cuenta enEl vidrio así”, y se pregunta: ¿Cuál es la causa de que muera nuestra fe? A esta altura del disco, el universo Cardone conmueve con sus melodías rebuscadas e invencibles, como en “La otra vida”, que muestra solos de viola casi electrizantes y una letra que vuelve a preguntar: ¿Alguna vez te encontraste a vos? El lado triste y melancólico aparece en “Metamorfosis” y en “¿Qué hay del otro lado?”, con pianos bajón pero que logran embellecer la poesía del artista. La perla es “La íntima vergüenza”, canción en la que imprime coros fantasmales y épicos a su clásico minimalismo instrumental, y paraliza al oyente con frases como: “No ves que me caigo de la absoluta vergüenza de sentir amor”. La balada por excelencia aparece en “Calendario”, emocionando desde el comienzo con aullidos que encrespan la piel. En definitiva, Cardone entrega otro trabajo enmarcado en la ruta de su rock auténtico, rebelde e independiente, que continua en la senda prolija y virtuosa de sus amigos y colaboradores del colectivo Submarino, y que sin dudas, le aporta una mirada sofisticada y fresca a la música mendocina.

Podés descargar el disco en: http://www.emiliocardone.com/pgs/discos.html

Por Juan Pablo López