Browse By

El cover de rock’n roll


Es muy común entre los aprendices de instrumentos musicales, y en general entre los que aprenden batería, bajo, guitarra o piano, que aprendan a tocar dicho instrumento intentando tocar canciones de rock´n and roll. Una de las razones es porque la mayoría de los principiantes que se inician en la música lo hacen entre los 10 y 20 años de edad. Demás está decir que los jóvenes aman el rock´n roll desde sus comienzos, y demás está decir que, en muchos casos, los músicos de rock suelen alcanzar la fama antes de los 25 años de edad.
Interpretar canciones de nuestros músicos favoritos es, tal vez, la mejor forma de aprender un instrumento y de aprender a tocar rock´n roll. Los Beatles aprendieron a tocar sus instrumentos, tocando canciones de músicos que ellos admiraban, como por ejemplo: Chuck Berry, Little Richard, Carl Perkins, etc… de hecho grabaron canciones en vivo de éstos músicos en la BBC y en sus primeros discos aparecen versiones o covers de sus ídolos de juventud.
El músico de rock´n roll bien puede ser un dotado y virtuoso instrumentista, un cantante que no toca ningún instrumento pero hace maravillas con su voz (la voz tal vez sea el instrumento más cautivante), un simple cantautor que sólo toca un par de acordes pero compone grandes canciones, o bien, alguien que reúne todas estas cualidades.
Ahora, cabe preguntarnos, quien interpreta, quien hace un cover, ¿por qué interpreta? ¿para qué interpreta?
Cuando un rockero escucha una canción y esta canción lo atrapa, pertenezca ésta a cualquier género musical, el músico siente el deseo natural de interpretar esa canción. Ahora bien, esa canción no es cualquier canción, ya que un músico puede tener miles de canciones predilectas. Pero solo algunas son especiales, por su puesto, por distintas razones. Una canción puede significar mucho para cualquier persona, u otras obras de arte, un libro, una pintura, una película, más allá de una cuestión de gusto, una obra de arte puede cambiarnos la vida. Bob Dylan dijo sobre On the road, la novela de Jack Kerouac: “Cambió mi vida como cambió la de todos los demás.” También Ray Manzarek, tecladista de la mítica banda The Doors dijo que si Kerouac no hubiera escrito el libro, seguramente la banda nunca hubiese existido. Es decir, que los distintos tipos de arte se retroalimentan entre sí, y, por consiguiente, un pintor puede inspirar a un escritor o un músico a un cineasta y viceversa. En el cine existe el remake y alguien podría llevar en su remera, la imagen de un cuadro de Kandinsky estampada, o algún verso de un poeta.
Sucede a veces, que viejas canciones quedan olvidadas en el tiempo. Entonces, un rockstar que ama una olvidada canción, decide hacer un cover, para que la canción perdure en el tiempo y para rescatar a un gran músico del olvido. También puede pasar que la canción sea una canción desconocida, compuesta por un songwriter que nunca fue reconocido o porque no le interesaba la fama, pero resulta que a Juan de los palotes el tema le parece genial y significa mucho para él ya por su melodía como por su letra, y porque la canción está relacionada a un momento particular o un suceso de su vida ya haya sido el hecho traumático, o maravilloso, (supongamos que cuando escuchó la canción estaba deprimido y la canción lo ayudo a salir adelante o cuando escuchó la canción se estaba enamorando y la canción fue un reflejo fiel de su etapa de enamoramiento), entonces Juan de los palotes decide hacer un cover con su estilo y su impronta personal porque piensa que es una canción que merece la pena ser escuchada por los millones de oyentes que tiene el rock´n roll. Otra de las razones puede ser simplemente porque el músico cree que dicha canción es una gran fuente de inspiración, una catarata de sentimientos, un orgasmo de sonidos con un mensaje importante sobre la libertad, o porque- y ésta sea quizá la más convincente de las razones-
lisa y llanamente, le gusta la canción y le gusta cantarla. Y por supuesto hay muchos otros motivos.
Cuando el cover se presta a confusión. Entre el intérprete y el autor.
Un día un amigo me preguntó si había escuchado el tema Héroes de Richard Coleman. Le respondí que ese tema era un cover de la canción Heroes de David Bowie, y que la versión de Coleman, me parecía genial sobre todo porque había ayudado a introducir en Argentina la música de Bowie en muchos jóvenes que lo desconocían por completo.
Por mucho tiempo yo creí que el tema Me siento mucho mejor era de Charly García, hasta que escuché en la radio el tema I´ll feel a whole lot better de The Byrds y me di cuenta que era un cover excelente, sobre todo, por la traducción de la letra ya que decía lo mismo con otras palabras (muy rara vez cuando se traduce un tema literalmente las palabras se ajustan a la melodía) es decir, que mantenía el espíritu de la canción. El traductor también es un intérprete.
Entonces, el cover, se presta a confusión sobre quién es el intérprete y quien el autor, pero esto no es un problema en absoluto, porque con el tiempo vamos develando la “verdad” (nadie nos dijo una verdad sólo escuchamos y dimos por supuesto algo) a medida que investigamos sobre la historia de la música, a medida que vamos escuchando nuevas canciones y aprendemos a admirar y a apreciar el cover como una buena razón por la cual hacer música (en el caso del intérprete ) o escuchar música (en el caso del oyente) nos damos cuenta que siempre hay una canción que nos está esperando.
Por Martín Reynals