Browse By

Demasiado prolijo para ser punk, muy sucio para ser britpop: indie

The Libertines (Up The Bracket - Front)

Allá por el 2001, la Argentina se caía a pedazos por el famoso Corralito; por su parte en el ámbito internacional, eran derribadas las torres Gemelas de la ciudad de Nueva York en el ya famoso “11S”. Con el fallecimiento de Kurt Cobain y la muerte del britpop, en el panorama musical comenzaba a haber una meseta dentro de lo que venía ocurriendo respecto a los ’90. El mapa musical estaba liderado en EEUU, por grupos como: Slipknot, System of a Down, Evanescence,Creed, Korn, Limp Bizkit, Linkin Park.

Por su parte, el Reino Unido tenía poco para ofrecer, los años de gloria de Oasis y Blur, habían terminado; Suede iba en caída libre, lo mismo ocurría con Pulp; The Stone Roses se habían separado y ni hablar de grupos menores como, Elastica, 60ft Dolls, Menswear, These Animal Men, Gene o The Auteurs; que ya hacia fines de los ’90, estaban extintos. Pese a esto, aún sonaban las guitarras y los teclados de The Charlatans, Manic Street Preachers, Ocean Colour Scene, Primal Scream y Supergrass, y emergía una nueva ola de artistas ingleses, que en el tiempo no serán trascendentales pero que sí son importantes hacia la transición a otro momento de la música británica. Ya estamos a fines de los ’90, y dentro de esta mini escena, podemos mencionar a: Travis, Doves, Embrace, Keane, Coldplay; esto últimos fueron quienes que tuvieron mayor éxito.

The Kills (Keep On Your Mean Side - Front)

Pero a principios de los 2000, y con tanta problemática e incertidumbre; la gente necesitaba cambios de todo tipo. Los jóvenes y los medios de comunicación ya estaban cansados de las melodías melosas que ofrecían bandas como Keane y Coldplay, como también de las perfectas vocalizaciones propuestas por la cantante de Evanescence y mucho menos guitarras oscuras mezcladas con rap como las de Limp Bizkit. Lo importante era volver a la parte más divertida del rock, a lo simple, a las melodías pegadizas, a tocar más o menos bien, a ensayar con amigos en un garaje, a utilizar aquellos famosos tres acordes.

Fue así, como de esta manera, nació, o mejor dicho renació el “garage rock” y que con los años se convirtió en “post-punk revival” y con el tiempo fue sólo “indie”, una especie de continuación del rock alternativo de los ’90. Hubo bandas que hacía años que venían tocando de esta manera, un caso destacado era el de los suecos The Hives, que desde principios de 1993 lo venían haciendo, pero el rock aún no se rige por lo que ocurre en ciudades suecas como Estocolmo, Gotemburgo o Malmoe.

Este momento de transición en el que se encontraba la música fue tomado como una oportunidad por The Strokes y The White Stripes en EEUU; por The Vines en Australia y en el Reino Unido por bandas como: The Libertines y The Cribs, entre otros.

Para muchos era un sonido que se copiaba del punk, del rock de garaje de los años ’60, del movimiento mod, del ska punk, del power pop y del blues.Para otros fue un aire de renovación. Fueron hijos pródigos de artistas como: The Beatles, Blur, The Clash, The Cure, The Jam, Joy Division, The Kinks, Oasis, The Only Ones, Ramones, The Specials, Small Faces, The Smiths, Suede, The Undertones.

The Strokes (Is This It - Front)

Muchos de ellos les rindieron homenaje grabando covers o tocándolos en vivo, este fue el caso de The Paddingtons quienes cerraban sus shows con “Janie Jones” The Clash; Razorlight grabó para su single “Before I Fall To Pieces” la canción “Teenage Kicks” de The Undertones; The Rifles lo hizo con “In Between Days” de The Cure para su single “She’s Got Standards” y The Libertines hacía lo propio con “Lazy Sunday” de Small Faces para la película “Blackball” del año 2003.

Gracias a ellos la música rock entró en una nueva etapa, se dejó de lado el concepto de los recitales encabezados por un solo grupo y se volvió a los mega festivales de varios grupos en vivo. Las ventas de guitarras y discos repuntaron, se incrementó el número de bandas tanto en EEUU, Inglaterra, como en Australia, y así fue que nacieron: Arcade Fire, Art Brut, The Coral, The Dead 60s, The Draytones, Franz Ferdinand, The Futureheads, Interpol, Kaiser Chiefs, The Kills, Larrikin Love, The Long Blondes, Mando Diao, Maxïmo Park, The Moldy Peaches, The Ordinary Boys, The Organ, The Others, The Paddingtons, The Rapture, The Rakes, Razorlight, The Redwalls, The Rifles, The Stands, The Von Bondies, Yeah, Yeah, Yeahs.

Además de esto, hubo grandes discos como “Is This It” de The Strokes; “Up The Bracket” de The Libertines; “Highly Evolved” de The Vines; “White Blood Cells” de The White Stripes; “Keep On Your Mean Side” de The Kills; “The New Fellas” de The Cribs; “The Coral” de The Coral; “Up All Night” de Razorlight; “Veni Vidi Vicious” de The Hives; “Fever To Tell” de Yeah Yeah Yeahs. Muchos lo llamaron el fenómeno “the”, debido a que este artículo anglosajón era utilizado por un gran número de bandas en sus respectivos nombres. Tal vez fue un movimiento que musicalmente sonó repetitivo y reiterativo, pero fue un algo nuevo y fresco y opuesto a lo que venía sonando, que sentó las bases para que aparezcan nuevos grupos como Arctic Monkeys, Elephant Stone, The Enemy, The Horrors, Howler, MGMT, Miles Kane, Palma Violets, Peace, Tame Impala, Temples, Toy, The View, o al mismísimo Ty Segall.

The Vines (Highly Evolved - Front)

Como otros movimientos musicales fue readaptándose a otros sonidos sin terminar de desaparaecer; lograron mucho más que lo que ellos podían pensar, mezclaron el punk, el britpop, los teclados con el formato acústico; llevaron al rock a un nuevo momento, más crudo, más rústico, no tan elegante, pero fresco; tal vez no fue tan preciso como el rock de los ’90, pero como en el punk de los años ’70…

¿a quién le importa?

Por: Rodrigo