Browse By

Dave Grohl y su casa embrujada

1401x788-181944245Para seguir con las historias oscuras, vamos a contar una de Dave Grohl.

Cuando Dave se llega a Seattle, empieza a compartir habitación con Kurt Cobain, pero luego, ya casado se muda a una casa con su esposa. Empiezan a darse cuenta que la casa tenía algunas anomalías, quizás a causa de seres sobrenaturales. Escuchaban ruidos extraños de noche, voces, pasos y otras situaciones siniestras. La gente de la zona empieza a decirles que su casa estaba embrujada hacía mucho tiempo, entonces deciden hacer una sesión de espiritismo, para sacarse las dudas.

Mediante una Ouija, empezarían a obtener algunas respuestas.Para los que no saben, una Ouija es un tablero dotado del alfabeto y de números con el que supuestamente se puede entablar contacto con los espíritus de los difuntos. Es muy similar al juego de la copa, en el que se coloca una copa boca abajo rodeada por las letras del alfabeto y los participantes colocan el dedo índice en la base de la misma.Durante la sesión, su esposa Jeniffer empezó a hacer algunas preguntas.

Cuando preguntó si habían espíritus en la casa, la Ouija se desplazó hasta el “SI”. Luego preguntó si “había ocurrido algo en su casa” y respondió “asesinato”. Siguieron indagando a la Ouija y preguntaron quién había sido asesinado. A lo que obtuvieron la respuesta “mi bebé”.

Ya ofuscados con la situación, dejaron de preguntar y empezaron a investigar. El líder de Foo Fighters, se calza el sobretodo, agarra la lupa y empieza a investigar los sucesos ocurridos en la zona. Descubre que existía una leyenda en la que había sido asesinado un bebé nativo americano en su casa y también que había sido enterrado en un pozo que todo el mundo desconocía la ubicación.

También descubrió que la leyenda también cuenta, que la madre de ese bebé, una mujer india que vivió hace más de un siglo, sigue vagando por la casa y la zona en busca de que su hijo reciba un entierro digno.

Obviamente, la historia termina en la mudanza de la pareja a otra casa.

Por Jero Frustaglia