Browse By

Cuando Jimmi bajó el telón de Woodstock

Todos sabemos que el festival de Woodstock fue uno de los conciertos de rock más grandes de la historia. Durante los días 15, 16, 17 y la madrugada del 18 de agosto de 1969, una extensa explanada en Bethel, Nueva York, cobijó a más 500 mil personas que se concentraron con el objetivo de celebrar sus creencias hippies de amor y paz.
Jimi Hendrix, ya convertido en el guitarrista más grande del momento, pidió tocar a lo último para cerrar el festival el domingo a la noche. Sin embargo, debido a ciertos problemas de logística, no fue hasta el lunes a las 8.30 cuando se concretó el concierto del guitarrista.
El desafío era muy grande: 180 mil personas lo esperaban en pleno trance de estupefacientes, reunidos en el medio de un anfiteatro devastado por la lluvia, lleno de basura y con ropa y zapatos por todos lados.
El show no empezó de la mejor manera. Meses antes, Jimi había terminado su relación de trabajo con Noel Reding y Billy Cox, así es que cuando los anunciaron como The Jimi Hendrix Experience, el artista replicó al instante y aclaró que su nueva banda – que integraba junto a cuatro músicos –  se llamaba Gypsy Sun and Rainbows.
Aquella noche, los problemas se hicieron demasiado presentes. Jimi se mostraba nervioso y descolocado: “Dennos un par de minutos para afinar, ¿sí? Es que, sólo tuvimos, eh, dos ensayos. Así es que no queremos hacer más que cosas principalmente rítmicas”, dijo en pleno recital. Pero él y su Stratocaster, se las arreglaron para ofrecer un set list avasallante, incluso cuando sonó “Red House” y un corte de cuerdas trató de amenazar la performance.
Cuando todo comenzó a entrar en órbita, “Foxy Lady” y “Vodoo Child” fueron algunas de las más sobresalientes obras que deleitaron los oídos de los presente. Pero sin duda alguna, Hendrix revolucionó Woodstock con “The Star Spangled Banner” – el famoso himno yanqui – llevándolo con una distorsión ensordecedora y un volumen muy amplificado que dejó bien en claro que la guerra de Vietnam no había sido una buena estrategia de su país.
La actuación, además de ser histórica, resultó ser la más extensa de la carrera de Hendrix, quien logró dejar por sentado que era el rey de la guitarra eléctrica con un arsenal de trucos que incluía hasta un toque con los dientes. Sin embargo, estas destrezas ya serían las últimas de su carrera. Al año siguiente, cuando trabajaba en lo que sería su cuarto álbum “First Rays of The New Rising Sun” Jimi fallecería por causa de sus adicciones un 18 de setiembre y pasó a formar parte del •Club de los 27”, agrupación ficticia que incluye a las estrellas de la música que se encontraron con la muerte a la edad de 27 años.