Browse By

CocoRosie: Rock colorido en el Le Parc

CocoRosie pasó por Mendoza el Sábado 16 de noviembre para demostrar que para rockearla arriba de un escenario, no siempre hacen falta guitarras.  Las hermanas Casady quienes se reencontraron en París después de muchos años sin verse y forjaron CocoRosie, un proyecto musical fantasmagórico y futurista, una banda de rock super moderna que fusiona estilos musicales de distintas épocas, una especie de pop experimental y caótico, y muchas otras formas de describir su obra.

IMG_2903W2La encargada de abrir el show fue nuestra querida Mariana Paraway, que con sus canciones nos iba poniendo en clima para la entrada de las chicas francesas. Primero, Sierra nos sorprendió elevando su voz a alturas de canto lírico, tocando magistralmente un arpa eléctrica azul, el piano,  y bailando enérgicamente con movimientos de danza contemporánea. Bianca, con su timbre nasal e infantil, mostró sus dotes cantando como una bruja poseída y tocando la flauta entre otros instrumentos. En el sintetizador y en el piano estuvo el maestro Takuya Nakamura y la “percusión” fue llevada a cabo por las cuerdas vocales de metal de Tez, un beatboxer humano de otra galaxia.

Si bien vinieron a presentar su nuevo álbum de estudio “Tales of a GrassWidow”, repasaron temas de sus trabajos discográficos anteriores, como  “Smokey Taboo” en el que la voz de Sierra se transforma en un aullido delirante e intenso de ópera teatral.  Cabe destacar que el vivo es mucho más fuerte y rockero que los discos; “End of Time” que tiene una parte rapeada sonó mucho más arriba que en la grabación.

El show fue una experiencia sensorial fuera de serie, las proyecciones visuales transmitidas simultáneamente en la pantalla de los rostros de Sierra y Bianca bajo un efecto como el de la fotografía en negativo distorsionaban la imagen creando un ambiente cósmico.

Otro de los fuertes de la puesta en escena fue el cambio permanente de vestuario a lo largo del recital, el cual estaba colgado de una cuerda emulando un tendedero que convertía el escenario en una especie de patio de una casa. Al comienzo del show, apenas subieron al escenario estaban todos los músicos vestidos como presos, luego se quitaron el uniforme y no paró de variar hasta el cierre. Sierra lució calzas de colores y tacos, en cambio Bianca remeras sueltas de estilo hip hop. También el maquillaje fue parte de la locura de las hermanitas Casady. Ambas tenían un diente pintado de negro. En el transcurso del show Sierra y Bianca se fueron pintarrajeando poco a poco al mejor estilo mamarracho, de manera grotesca (labios al estilo guasón) y demás. Parecía que estaban tocando en una fiesta de disfraces. Ya al final se pusieron unas máscaras con plumas al mejor estilo veneciano o carioca o vaya uno a saber de dónde.

IMG_2990WEl empuje permanente de CocoRosie durante el recital fue tremendo y el público lo agradeció constantemente mediante eufóricos gritos y aplausos. Uno de los momentos que el público vivió con mayor entusiasmo fue cuando dejaron a Tez solo sobre el escenario quien ejecutó un solo  de beatbox difícil de creer, realmente dejó a todos con la boca abierta. La combinación de ritmos y sonidos parecía algo inhumano.

CocoRosie revela, sin lugar a dudas una insolencia y una sensación rítmica descomunales, tal vez difícil de esperar o imaginar de una banda que conjuga elementos de la electrónica, el hip-hop y el folk. Esa sensación te lleva a pensar en los cambios musicales que se están produciendo en estos tiempos que corren.

CocoRosie dejó en Mendoza uno de los mejores shows del año.

Por Martín Reynals / PH: Soledad Manrique Goldsack