Browse By

Cinical: Vida, confesiones y secretos de la mente más inquieta del metal mendocino

“QUE ARDA INTERNET”

Textos: Federico Laspada – Juan Pablo López

Fotos: Azul Vittori

 

Vaka Alegretti enojado con la Web

Cinical nació en 1998 cuando los hermanos Vaka y Bruno Allegretti, llaman a sus amigos Warren Marino y Uriel Memoli, para dar comienzo al sueño de sus vidas: formar una banda de heavy metal. Ese mismo año viajan a Chile y graban el primer EP The Beginning of the End. En 2006 entra a la banda el guitarrista Hernán “Amigo” Troyano, renovando los aires del grupo para producir el mejor disco de su carrera Cinical III. Dos años después, a causa de una grave enfermedad, Hernán deja de existir físicamente y en su reemplazo entra Federico Silva, otro hermano de la banda. Sin dejar de lado las presentaciones, a principios de 2010 entran a grabar Agonía y Vida, álbum que contó con la producción de Andrés Giménez (ex ANIMAL y actual D-Mente). Hoy, a 15 de años de su creación, el líder Vaka Allegretti charla con Mr. Music sobre el presente del mercado musical, sus nuevos proyectos y de cómo siguen en la ruta haciendo lo que tanto aman.

 

¿Cuánto cambió la escena del metal desde que arrancaron hasta hoy?

 

Y… menos gente. Nosotros cuando salimos a tocar en el 98′ hacíamos fechas solos para 400 personas. Algunos me dicen que estoy re loco, pero yo le echo la culpa a Internet. Porque ahora los pibes se sientan frente a la computadora y ponen Youtube y ven trescientas mil bandas. Antes, en los 90s, los chicos tenían que salir a buscar música, se intercambiaban casetes en los recitales, entonces te seguían. Ahora se bajan muchos discos de varias bandas y no se terminan identificando con ninguna.

¿Cómo ves a las bandas de Mendoza en comparación con otros lugares?

 

Hemos tocado en muchos lugares y vemos que no hay tantos buenos músicos como acá. Sin desmerecer a nadie, ahora las bandas más nuevas se creen que por escuchar Slipknot y comprarse una guitarra de $ 500 y un equipo de $1000 van a sonar bien. Eso es imposible. La clave es tocar muchísimo. Pero en general las bandas “viejas” de Mendoza son todas buenas.

 

¿Reciben algún tipo de apoyo por parte de Cultura de la provincia?

 

Mirá, vimos en otras provincias donde hemos tocado, que el apoyo que tienen es mucho mayor. Acá hace un tiempo quisimos traer una banda española que tiene una gran trayectoria (Avulsed) que tocaba en Buenos Aires y pasaba después a Chile. Tocaron en San Rafael y en Tupungato, pero acá, por falta de lugares y ciertas burocracias no pudimos hacerlo. Hay una sensación de que está medio vacía la parte de Cultura.

Marche un asadito informático para los Cinical

La charla continua y las palabras de este melómano apasionado no tardan en confesar el amor por Pantera, su banda preferida. Dice que sus primeros recuerdos musicales son con Pescado Rabioso y que el Flaco Spinetta siempre le pareció un adelantado a su época. Se acuerda de Dynasti de Kiss, el primer disco que le compró su papá. Afirma que Ride the Ligthing de Metallica lo marcó a full, pero que el disco negro es “Él disco”, y sale a bancar a Hetffiel diciendo: “El chabón inventó todo. Después de semejante disco, no le podés criticar que se cortó el pelo”.  Aprovechamos el momento confesional y le preguntamos por el pasado.

 

¿Qué momentos de la historia de la banda te marcaron?

Uno groso fue cerrar el Mendorock (2010) y ver el aguante que nos hizo la gente. Fue buenísimo. Pero en general, un buen momento es cada vez que salís a tocar, todo sale bien y volvés a tu casa contento. Uno malo fue perder a nuestro guitarrista (Hernán “Amigo” Troyano) en 2008 en plena presentación de nuestro disco Cinical III. Eso nos mató, porque además de perder al Amigo, estábamos en un buen momento, teníamos una gira re grossa en Chile con Criminal, pero bueno. Fue un momento malísimo. Nos costó mucho volver. Fue tal el golpe que a partir de ese episodio tuvimos que dar vuelta la página y empezamos a cantar en castellano.

 

Además de ese rotundo cambio, ¿En que otras cosas se diferencian Cinical III y Agonía y vida?

 

Cinical III está muy bien masterizado, tiene muchas horas de laburo en un estudio de Chile. Quizás en Agonía y vida agarramos mejor calidad de audio y grabación, pero tiene una masterización más floja, más vieja. También porque quisimos un poco que sea así, más al estilo 90s.

 

¿Cómo fue trabajar con Andrés Giménez?

 

La mejor onda con el viejo. Cuando me fui a mezclar el disco estuve como 10 días viviendo en su casa. Veía como limpiaba, como trapeaba el piso, como hacía las tareas domésticas. Trabajamos un montón, me volvió loco. Estuve cantando una semana, le dimos mil vueltas, tomas tras tomas, pero después cuando escuchás el resultado final, te das cuenta que por algo es un groso.

 

En que dirías que fue fundamental el aporte de Giménez.

 

En este disco laburó para que el sonido tenga algunos ganchos fundamentales. Hay temas más digeribles, otros más pesados, hay algunos en los cuales vas a decir: “estos son unos putos”. Pero bueno, el otro día vimos las consecuencias. Fuimos a tocar a San Juan y había como 200 pibes que se sabían las letras. ¡No lo podíamos creer! Esas cosas garpan. O que venga un pibe y te diga: “che firmame el disco”, es tremendo. Por eso seguimos acá, laburando y haciendo cosas.

 

Escuché que iban a presentar algo nuevo…

Sí, el 15 de julio estamos presentando el Dvd de la banda. Que incluye lo nuevo que estamos haciendo y mucho material de los comienzos. Imaginate que teníamos pelo largo…(risas) Va a estar buenísimo, vamos a tener algunos invitados grosos, ojalá que salga bien.

¿Y en un futuro más lejano?

 

Además da la presentación del Dvd, estamos planeando hacer una gira por España el año que viene. Por medio de los contactos con la banda Avulsed y los chicos ex Brain Damage (antigua banda mendocina) que están viviendo en Andalucía. Queremos hacer unas 15 o 20 fechas por ahí. Nos gusta salir de gira, por eso estamos en continuo movimiento.

Preparando el entierro del monitor

Integrantes:

 

Vaka Allegretti: bajo y voz

Warren Marino: guitarra

Bruno Allegretti: batería

Federico Silva: guitarra

 

Contacto:

 

Cinical.com.ar