Browse By

Ciclo Pulpa: humor y musica de Los Imposibles

Guillermo Garrido ríe y hace reir

Guillermo Garrido ríe y hace reir

El frío asechaba la ciudad y la gente caminaba acurrucada con las mil capas de ropa que se necesitaban para vencer las bajas temperaturas, pero había una gran excusa para salir de la casa: tocaban Los imposibles en el Ciclo Pulpa de New Blah Blah Bar.
Pulpa, es un ciclo ecléctico de cancionistas y bandas en su más puro y sincero arte musical. Se los invita a hacer versiones “desde adentro”, recurriendo a su más profunda sensibilidad y, casi desnudando sus canciones frente al público, nos cuentan sus historias por medio de su música.

El ciclo Pulpa ha contado con diversos artistas y con una amplia variedad de géneros que se han ido sumando todos los jueves. Músicos como Leo Costa, Seba Garay, La Nueva Guardia, Daniel Vinderman, Abril en Llamas, Fadangos, Maxi Amué, Agustina Bécares y Billordo (BsAs), han formado parte de este proyecto, pero en esta oportunidad les tocó a Los Imposibles.

Daniel Vinderman, regalando ritmos

Daniel Vinderman, regalando ritmos

La banda liderada por el maestro Guillermo Garrido hace un show musical que es complicado de definir. Se trata de un repertorio repleto de canciones románticas que en algunos casos roza la sátira. LOS IMPOSIBLES, o Corazones Imposibles, como lo describía Guillermo en el show, son Joe Moya (guitarra), Daniel Vinderman (guitarra), Guillermo Garrido (voz) y Pollo Iriart (bajo). A esta formación hay que sumarle el detalle de que los 4 integrantes, en diferentes momentos de la noche, se transformaban en perfectos coristas.

Mostrando un estilo que si bien es melódico romántico, tiene pinceladas del gran Elvis Presley y en algunos momentos se transforma en un show íntegramente humorístico. De la mano de Guillermo, un vocalista con tintes cómicos y teatrales, los climas van de lo musical a lo humorístico y del rock a las baladas, logrando períodos donde su música se convertía en una especie de parodia y el público respondía con risas.

Joe Moya, guitarra de primera

Joe Moya, guitarra de primera

Sin dejar de lado que mientras todo esto sucedía, nosotros nos deleitábamos con un exquisito plato de pastas que incluía la entrada, el show seguía sus pasos con grandes melodías y canciones pegadizas que lograron cautivar a los presentes quienes lo devolvían coreando sus himnos.

Anoche Los Imposibles pasaron por Pulpa en Blah Blah Bar y calentaron la noche con su música, cerrando su repertorio con una simpática improvisación a la que llamaron “Zona de zapeo”. Divertidos, originales y llevando lo musical un poco más allá, se despidieron con una merecida ovación.

Los Imposibles no aplaudir

Los Imposibles no aplaudir

Por Jerónimo Frustaglia / PH: Jerónimo Frustaglia